Los suelos

EL SUELO

– El suelo es superficie de la corteza terrestre, es decir su capa más superficial. Este se forma gracias a la descomposición de las rocas por los cambios bruscos de temperatura y por la acción del agua, del viento y de los seres vivos, en especial las plantas. La meteorización es el proceso por el cual las rocas se fragmentan y se hacen cada vez más pequeñas, se disuelven o incluso forman nuevos compuestos. El suelo se forma por la mezcla de las rocas fragmentadas, el aire, el agua y restos orgánicos de plantas y animales. Por lo tanto el suelo se puede considerar el resultado de las acciones de la litosfera, la atmósfera, la hidrosfera y la biosfera. El suelo se considera un recurso natural no renovable ya que su proceso de formación dura muchos años. En el suelo se desarrolla la mayor parte de la vida terrestre, crecen una gran cantidad de plantas y viven muchos animales.

Se pueden clasificar en inorgánicos, como la arena, la arcilla, el agua y el aire; y orgánicos, como los restos de plantas y animales. Uno de los componentes orgánicos de los suelos es el humus. El humus se encuentra en las capas superiores de los suelos y constituye el producto final de la descomposición de los restos de plantas y animales junto con algunos minerales y confiere un alto grado de fertilidad a los suelos. Se encuentra en 3 fases:

-Fase Sólida: Comprende, principalmente, los minerales formados por compuestos relacionado con la litosfera, como sílice o arena, arcilla o greda y cal. También incluye el humus.

-Fase Líquida: Comprende el agua de la hidrosfera que se filtra por entre las partículas del suelo.

-Fase Gaseosa: Tiene una composición similar a la del aire que respiramos, aunque con mayor proporción de dióxido de carbono. Además, presenta un contenido muy alto de vapor de agua. Cuando el suelo es muy húmedo, los espacios de aire disminuyen, al llenarse de agua.

 Entre las propiedades de los suelos se encuentran: El color, distribución del tamaño de las partículas, consistencia, textura, estructura, porosidad, atmósfera, humedad, densidad, pH, materia orgánica, capacidad de intercambio iónico, sales solubles y óxidos de fierro libres. Las propiedades físicas de los suelos dependen de la composición menerológica, de la forma y del tamaño de las partículas que lo forman y del ambiente que los rodea. El tamaño, la forma y la composición química de las partículas determinan la permeabilidad, la capilaridad, la tenacidad, la cohesión y otras propiedades resultantes de la combinación de todos los integrantes del suelo. Otra propiedad física de los suelos que hay que considerar es la temperatura, que tiene como fuente principal la irradiación solar. Las propiedades físicas permiten conocer mejor las actividades agrícolas fundamentales como el laboreo, la fertilización, el drenaje, la irrigación, la conservación de suelos y agua, así como, el manejo adecuado de los residuos cosechas. Tanto las propiedades físicas como las químicas, biológicas y mineralógicas determinan, entre otras, a la productividad de los suelos.

Los suelos muestran gran variedad de aspectos, fertilidad y características químicas en función de los materiales minerales y orgánicos que lo forman. El color es uno de los criterios más simples para calificar las variedades de suelo. La oscuridad suele ser resultado de la presencia de grandes cantidades de humus. A veces, sin embargo, los suelos oscuros o negros deben su tono a la materia mineral o a humedad excesiva; en estos casos, el color oscuro no es un indicador de fertilidad. Los suelos rojos o castaño-rojizos suelen contener una gran proporción de óxidos de hierro que no han sido sometidos a humedad excesiva. Por tanto, el color rojo es, en general, un indicio de que el suelo está bien drenado, no es húmedo en exceso y es fértil. Los suelos amarillos o amarillentos tienen escasa fertilidad. Deben su color a óxidos de hierro que han reaccionado con agua y son de este modo señal de un terreno mal drenado. Los suelos grisáceos pueden tener deficiencias de hierro u oxígeno, o un exceso de sales alcalinas, como carbonato de calcio.

La textura general de un suelo depende de las proporciones de partículas de distintos tamaños que lo constituyen. Las partículas del suelo se clasifican como arena, limo y arcilla. Las partículas de arena tienen diámetros mayores y las de arcilla son menores.

Se define como Horizontes a las capas que forman el suelo. El perfil de un suelo ideal comprende los siguientes horizontes:

-Horizonte A: Llamado también Horizonte de Lavado por estar expuesto a la erosión y lavado de la lluvia. Es la capa mas superficial del suelo, abundan las raíces y se pueden encontrar los microorganismos animales y vegetales, es de color oscuro debido a la presencia del humus.

-Horizonte B: Recibe el nombre también de Horizonte de Precipitación, ya que aquí se acumulan las arcillas que han sido arrastradas por el agua del horizonte, es de color mas claro que el anterior y está constituido por humus mezclado con fragmentos de rocas.

-Horizonte C: Se le conoce también como Subsuelo o Zona de Transición, está formado por la roca madre fragmentada en proceso de desintegración.

-Horizonte D: Es la capa más profunda del suelo, está formado por la roca madre fragmentada, por lo que también recibe el nombre de Horizonte R.

Los principales factores que influyen en la formación de los suelos son:

-Factores Litológicos: Son aquellos que se refieren a la naturaleza física y química de la roca madre, la cual puede ser de cualquier tipo.

-Factores Biológicos: Son aquellos que están representados por los seres vivos, los cuales juegan un papel importantes en el desarrollo de los suelos.

-Factores Topográficos: Son aquellos que se derivan de la ubicación geográfica de los suelos.

-Factores Climáticos: Son los más importantes en la formación de los suelos ya que el clima establece las condiciones de temperatura y humedad.

El aumento de la temperatura influye de manera decisiva en muchas de las reacciones químicas que se desarrollan en los suelos, con lo cual se hace mas intenso el proceso de desintegración de las rocas. El aumento de la humedad o de las precipitaciones es favorable para el aumento de los compuestos orgánicos y la disminución de las sales en los suelos. El exceso de precipitaciones ocasiona un intenso lavado del suelo y por consiguiente lo deja estéril. Factores Temporales: El tiempo es otro factor necesario para que el resto de los factores que influyen en la formación de los suelos puedan actuar.

El suelo es resultado de la interacción de cinco factores: La roca madre, el relieve, el tiempo, el clima, y los seres vivos.

– El material parental o roca madre es el sustrato a partir del cual se desarrolla el suelo. De éste se deriva directamente la fracción mineral del suelo y ejerce una fuerte influencia sobre todo en la textura del suelo.

– El clima influye en la formación del suelo a través de la temperatura y la precipitación, los cuales determinan la velocidad descomposición de los minerales y la redistribución de los elementos; así como a través de su influencia sobre la vida animal y vegetal.

– Los seres vivos son el origen de la materia orgánica del suelo, y facilitan su mezcla con la materia mineral.
El relieve afecta a la cantidad de agua que penetra en el suelo y a la cantidad de material que es arrastrado, sea por el agua o el viento.

– El tiempo es necesario para un completo desarrollo del suelo. El tiempo de formación de un pequeño volumen de suelo es muy largo pero su destrucción es muy rápida.
Los criterios más considerados para la clasificación de los suelos los Petrográficos, los genéticos y los climáticos.

-Clasificación Petrográfica: Es aquella que toma en cuenta el predominio de uno de los integrantes de la fracción mineral del suelo, de donde resultan suelos silíceos, arcillosos, calizos, salinos, etc.

-Clasificación Genética: Es aquella que toma en cuenta el proceso que dio origen a los suelos. Esta divide los suelos en:

– Suelos Autóctonos: Son aquellos que resultan del proceso de desintegración de las rocas de un lugar, sin que los materiales desintegrados sean transportados a otros, por los que estos se quedan cubriendo la roca madre.

– Suelos Alóctonos: Son los que se forman por los componentes que han llegado de fuentes de suministro alejadas del lugar de depósito.

-Clasificación Climática: Está relacionada con las condiciones climáticas.

El suelo se puede clasificar en tres clasificaciones:

-Clas. 1: suelos zonales, azonales o intrazonales.

-Clas. 2: suelos exodinamorficos.

-Clas. 3: suelos pedocales y pedalfers.

Existen básicamente tres tipos de suelos: los no evolucionados, los poco evolucionados y los muy evolucionados; atendiendo al grado de desarrollo del perfil, la naturaleza de la evolución y el tipo de humus.

1. Los suelos no evolucionados

Estos son suelos brutos muy próximos a la roca madre. Apenas tienen aporte de materia orgánica y carecen de horizonte B.

2. Los suelos poco evolucionados

Los suelos poco evolucionados dependen en gran medida de la naturaleza de la roca madre. Existen tres tipos básicos: los suelos ránker, los suelos rendzina y los suelos de estepa.

3. Los suelos evolucionados

Estos son los suelos que tienen perfectamente formados los tres horizontes. Encontramos todo tipo de humus, y cierta independencia de la roca madre. Los suelos típicos son: los suelos pardos, lixiviados, podsólicos, podsoles, ferruginosos, ferralíticos, pseudogley, gley y halomorfos (solonchaks, alcalinos, solonetz y solods).

Las partículas del suelo se agrupan en fragmentos mayores. Las partículas irregulares de aristas y vértices agudos dan lugar a una estructura en bloques con forma de nuez. Si las partículas son más o menos esféricas, la estructura es granular. Algunos suelos tienen estructura prismática o en columnas, formada por prismas o columnas verticales de tamaño comprendido entre 0,5 y 10 centímetros. La estructura laminar consiste en trozos planos en posición horizontal. La estructura influye en la proporción de agua que es absorbida por el suelo, en la susceptibilidad del suelo a la erosión y en la facilidad de cultivo.

Las características hídricas del suelo son:

-Agua Estructural: Esta contenida en los minerales del suelo solamente son liberados en procesos edáficos

-Agua Hidroscópica: Es Agua inmóvil, es removida solamente por calentamiento o sequía prolongada.

-Agua Capilar: Es agua retenida en los microporos por fuerza de capilaridad, el agua de los capilares mayores puede percolar pero no puede drenar fuera del perfil

-Agua Gravitacional: Es agua retenida en los macro poros y puede drenar fuera del perfil.

Algunas técnicas para la protección de los suelos son:

1. No dejar los suelos desnudos, sin vegetación, porque los vegetales forman una capa protectora contra los agentes que causan la erosión de los suelos como el agua y el viento.

2. Se debe practicar la rotación de cultivos y sembrar plantas leguminosas, como la alfalfa, que restituyen el nitrógeno a los suelos empobrecidos.

3. Dejar descansar el suelo después de cada cosecha, así se evitará el desgaste acelerado de los nutrientes.

4. Se debe evitar el uso de fertilizantes químicos, ya que éstos matan los organismos del suelo y contaminan las aguas subterráneas, que luego se utilizan para el consumo humano y animal.

Anuncios

Actividades Tema 2

Actividades

26. a) Es sensible al estímulo luminoso. Se encuantra arriba de la boca, en las fosetas nasales.

b) No, porque no tenemos los mismos receptores en las fosetas que la serpiente.

27. Porque el cráneo protege los centros nerviosos que son zonas muy delicadas.

28.

Estímulo exterior

\/

Órganos receptores

\/

Nervios

\/

Médula Espinal

\/

Cerebelo

\/

Cerebro

\/

Respuesta adecuada

29.

Sistemas

Mensajes

Lugar

circulatorio

Velocidad

Sistema nervioso

Del exterior

Nervios

Más rápido

Sistema hormonal

Del interior

Sangre

Más lento

30. Recibe el nombre de fototropismo. Le crecen hojas y crece hacia arriba. Le es más fácil hacer la fotosíntesis y buscar los alimentos.

31. Recibe el nombre de geotropismo. Crecen hacia abajo. Crecen hacia el sentido opuesto de la tierra. Al igual que en el fototropismo, le es más fácil encontrar el agua y por lo tanto hacer la fotosíntesis.

 32. b) Ha crecido hacia arriba aunque está tumbada hacia el lado. Recibe el nombre de geotropismo. c) Crecerá hacia abajo. d) Puede buscar mejor los alimentos y hacer la fotosíntesis.

Resumen Tema 2

La función de relación

Los seres vivos necesitan relacionarse para buscar pareja, defenderse de los depredadores, buscar alimentos, etc. La función de relación hace que los seres vivos conozcan mejor el medio que le rodea, sobreviviendo ante los cambios que puedan suceder.

Comunicación animal:

Los animales se comunican mediante estímulos que pueden recibirlo otros animales mediante receptores sensoriales. El estímulo llega al sistema nervioso que lo analiza y manda una respuesta adecuada a través de los músculos, glándulas o vísceras que actúan de órganos efectores. El sistema nervioso depende del grupo animal que se analice. En los invertebrados puede ser una red difusa en los celentéreos o sistema gangoliar, propio de animales de vida activa, donde las respuestas a los estímulos deben ser rápidas, en anélidos y artrópodos. El sistema nervioso de los vertebrados se caracteriza por tener un sistema nervioso central formado por un cordón nervioso que recorre el cuerpo y se ensancha en la cabeza para formar un encéfalo, un sistema nervioso periférico formado por prolongación de las células nerviosas y que unen el sistema central con las vísceras, músculos y superficie del cuerpo y un sistema nervioso autónomo: que regula las funciones involuntarias del cuerpo como el latido cardiaco, la digestión y la respiración.

Comunicación vegetal:

Aunque no se pueden desplazar, los vegetales son capaces reaccionar ante el medio de forma adecuada. La serie de respuestas que emiten ante los estímulos son, los tropismos, que a su vez son el fototropismo: movimiento de las hojas hacia la luz y geotropismo: movimiento de la raíz hacia el suelo. Las nastias, como la apertura y cierre de las flores en 24 horas. Los movimientos de contacto, como cuando un insecto se pone encima de una planta carnivora y esta se cierra y la fotoperiodicidad, como cuando las hojas de los árboles se caen en otoño y crecen en primavera.

 La función de reproducción

La función de reproducción consiste en crear nuevos seres iguales a los que partieron. Exísten dos tipos de reproducción: la sexual, en la que intervienen dos individuos, y la asexual, en la que interviene solo un individuo.

– Sexual: aquí interviene dos indivíduos. Los gametos tanto masculinos como femeninos se une y forman un cigoto. El cigoto se desarrolla en un huevo o dentro de la madre. El desarrollo del cigoto puede ser directo, sale un individuo del embrión, o indirecto,  del embrión sale una larva que sufre una metamorfosis para llegar a ser adultos.

– Asexual: en este tipo de reproducción solo interviene un indivíuo. La reproducción asexual se puede realizar por:

 -Gemación: en el individuo se produce una yema que crece, se desprende del organismo y forma otro ser vivo.

 -Bipartición: una célula se divide en dos y de cada mitad sale un nuevo individuo.

 -Esporulación: una célula se divide varias veces y se forman esporas.

 -Fragmentación: un ser vivo se quita una parte de su cuerpo que se convertirá en otro ser vivo.

 -Regeneración: de un trozo del ser vivo, partido accidentalmente, sale otro ser vivo.

Tabla de vitaminas

 

Ya no hace falta el bisturí

Y es que, ya no necesitamos el bisturí para una reducción de estómago, pues unos médicos españoles ya han puesto en práctica operación. Aunque lleva menos de un año haciéndose en el mundo, ya es famosa por su seguridad según comentaba Adelardo Caballero, médico que junto a los americános que inventaron la técnica aquí y a la clínica Teknon, practica esta operación. Ya llevan tres meses y han operado aproximadamente a veinte personas. El proceso de la operación parece fácil: cuando el paciente está anestesiado, se le introduce por la boca un endoscopio con una especie de pinza en su extremo, la cual pone grapitas en el estómago. El médico afirma que hay que pinzar hacia adentro para que la parte de afuera del estómago cicatríce y no haya que abrir de nuevo, como en otras operaciones, porque lo que dejan afuera se pone en contacto con la mucosa, que pega muy mal. La operación dura unos 45 minutos o 1 hora. El médico matizó que se grapa por el lumen, la parte superior del estómago, por la cual la grelina sube al cerebro y da sensación de hambre. Lo peor de la intervención es el precio: 12.000 €. Después de la operación y demás el paciente tendrá que seguir su dieta normal con un entrenador personal, nutricionista y psicóloga. Para una información más detallada pinchar aquí.